******************************************************************************************************************************************************************************* ******************************************************************************************************************************************************************************* Fashion Suicide Superstar: cómo shunji iwai cambio mi vida THE MONCHIE HORROR PICTURE SHOW
martes, enero 26, 2010
cómo shunji iwai cambio mi vida


Cuando tenía 14 años apenas sabia nada del mundo, solo recuerdo que me gustaban mucho las historias tristes de amor y la música pop británica. También preciso exactamente el momento en que me empezó a interesar la cultura japonesa. Los sábados, acostumbraba levantarme temprano para ver las películas de Cinema Golden Choice (jijiji), sin duda eran pelis bien raras para mi, desde pelis clásicas de anime (Arcadia of my youth, Locke the superman, Vampire Hunter D), algunas cosas de David Lynch, incluso cine hongkonés... veía de todo esos fines de semana. Una ocasión vi. una película que me marco profundamente (nunca comprendí en que grado, pero muy dentro de mi se quedo prendida), era una peli japonesa, sencilla, sin mucho lío, pero bastante emotiva, una peli que me hizo interesarme por la cultura japonesa intensamente. A partir de esa peli empecé a leer un poco de literatura japonesa (descubrí que la Universidad tenia un pequeño apartado japonés llamado Sala Matsushita), encontré a Mishima, Murakami, Oé, Yoshimoto, Kawabata, Akutagawa, Miyazawa... No sé si tuve mucha suerte, pero cada uno de esos libros me maravillo y abrió nuevos caminos en mi vida, que junto a mi hipersensibilidad de nacimiento formaron parte fundamental de mi carácter. 

Sobre la película que me cambio la vida, hasta hace poco no podía decir mucho, no tenia recuerdos precisos, por supuesto no recordaba el nombre, curiosamente las imágenes de esa película rondaban mi mente muchas veces, solo la vi. Una vez, jamás la había podido cazar de nuevo en televisión, cuando tuve la oportunidad la busque en Internet, pero debido a lo vago de mis recuerdos no lograba encontrarla. Esa película era parte de mi rompecabezas emocional, pensaba a menudo que si la volvía a ver, recuperaría cierta parte de mi que se desvaneció en la adolescencia (de veras lo pensaba), esa película se volvió mi amor platónico sin nombre, mi recuerdo preciado de juventud, un misterio y una lágrima.

La historia de la película, según la recordaba, trataba sobre una chica y un chico que llevaban el mismo nombre (como se suele  usar a veces en Japón), el chico escribía su nombre en los libros de la biblioteca de su escuela, pero la verdad es que escribía el nombre de ella, porque estaba enamorado en secreto... (recuerdo borroso)... él de alguna manera muere... (recuerdo borroso), hay una tormenta de nieve, música muy triste (recuerdo sentirme bastante sentimental en esta parte). Con estos vagos recuerdos, esta peli se encontraba entre lo mas arraigado de mi primera adolescencia, a veces la olvidaba, pero siempre volvía, como los aromas del primer amor, o las sensaciones de estar enamorado de tu maestra del kinder, las luces de navidad en la infancia o los viejos chistes albureros. 

Hay un tipo de género oriental llamado jun-ai, que trata sobre el primer amor o el amor "puro", es decir, el amor visto desde una manera de sentimientos profundamente fuertes y que no necesariamente provienen de la sexualidad, se puede decir que es el amor idealizado. Este género ha sido explotado en la literatura por figuras que van desde el genial Haruki Murakami (con Tokio Blues) o por Kyoichi Katayama (con Un grito de amor desde el centro del mundo), en el cine, Isao Yukisada hizo la adaptación de la novela de Katayama y Natsuki Imai nos presento la adaptación de Koizora, una especie de novela escrita en clave de celular. Este género, por mas ñoño que podría parecer es parte de un genero mas grande que abarca una gran parte de la imaginaria japonesa acerca de su propia concepción, es una parte de la hípersensibilización de la que se ven agredidos diariamente, una manera de vivir los sentimientos efusivamente, grandes cineastas como Hideaki Anno han podido realizar exploraciones bastante acertadas en este ámbito (solo falta ver Love and Pop o Ritual), en el anime estos destellos vienen desde su mas grande figura actual, Makoto Shinkai (en su preciosa pelicula 5 centímetros por segundo), pero seguramente el mejor exponente de este tipo de género proviene desde el cine, de la mano de Shunji Iwai. 

Yo descubrí a Shunji Iwai hace pocos años, daba mi vuelta por Blockbuster cuando me llamo la atención una peli de él llamada All about Lily Chou-Chou. desde el principio quede pasmado por la belleza de las imágenes de Iwai, estas iban acompañadas de música que profanaba las emociones, me volví fan inmediatamente. Después vi. Hana y Alice, y me sentí como la primera vez que leí Tokio Blues, de Murakami o Kitchen, de Banana Yoshimoto, era un cuadro de los sentimientos de juventud en imágenes sentimentales (en el mejor de los sentidos), me parecía un trabajo honesto, transparente, una de las mejores experiencias de las que he tenido oportunidad de explorar.

Hace dos semanas, explorando en Google, me encontré una peli de Shunji Iwai llamada Love Letter (en Guadalajara la había visto a la venta, pero por alguna razón no la compre), me llamo la atención verla en Internet, porque su trabajo es difícil de localizar, así que la puse a bajar casi de inmediato. Mientras la bajaba Leia esta sinopsis:

SINOPSIS
Hace ya dos años que Hiroko perdió a su prometido en un accidente de escalada. Ella aún no ha superado esta muerte y está sumida en la tristeza. Mientras repasa el anuario de su instituto, decide enviar una carta a su difunto amado a la dirección en la que éste residía durante sus años de estudiante. Sorprendentemente, al cabo de poco tiempo, recibe una carta de respuesta firmada por Itsuki, el nombre de su prometido.
 
Estas líneas no me decían mucho, al terminar de bajarla la queme y deje arriba de la tele, para verla después con mis amigos. El día de ayer por fin la puse. Al cabo de unos minutos me vino el recuerdo de aquella película que había estado rondando mi vida desde los 14 años, de alguna manera "esta" película me la había recordado. Conforme iban pasando los minutos, deseaba sinceramente que la película que estaba viendo fuera aquella que marco fuertemente mi adolescencia, pensaba: seria maravilloso, que la entrada a mi fascinación por lo japonés hubiera sido a trabes de Shunji Iwai, a quien ahora admiro tanto, tendría entonces, de alguna manera, un sentido mas amplio, parecido al destino. Esa película resulto ser la que había visto a los 14 años, lo descubrí a la mitad de la película y me emocione, les dije a mis amigos, pocos sabían esa historia, se me colmaron de lagrimas los ojos. La película lucia distinta a cuando la había visto, pero era esta sin lugar a dudas, ahora podía apreciar el estilo cinematográfico de Iwai, pero poco a poco recordaba lo que esta película me había transmitido hace tanto tiempo, ahí estaba la nieve y la tragedia, la historia de amor, la música triste, el final... extraño, agridulce, absurdo, bello.

Etiquetas:

posted by Monchie Horror @ 3:09 a. m.  
5 Comments:
  • At 12:29 a. m., Anonymous eLLa ♥♥♥ said…

    nchi el ombre mas feliz del mundo ♥♥♥ muak

     
  • At 12:30 a. m., Anonymous eLLa♥ said…

    moooooooooooooooonchie*
    hahaha se nota k fui yo XD

     
  • At 12:04 p. m., Anonymous adal said…

    eso fue taaaaaaaaan gay.

     
  • At 3:30 p. m., Anonymous Anónimo said…

    no es sólo gay... sino súperputo. en que parte te follaron?

     
  • At 11:14 a. m., Blogger roche said…

    A mi tu post casi me hace llorar, me recordaste una parte de mi que hace mucho no se manifestaba. (K)
    Ando sentimental.

     
Publicar un comentario
<< Home
 
 
About Me


Name: Monchie Horror
Home: Mexicali, Baja California, Mexico
About Me: en mi otra vida fui pianista. cuando era niño queria ser: mimo, mago y comediante, tambien balarin de tap y titiritero, nada de esto funciono. despues empece a hacer mis propios comics: el camello galactico y godzilla vs. mario bros. todos fueron repudiados por la critica, con desesperanza me refugie en las peliculas y caricaturas de los 80*s. despues la musica y los libros me hicieron ver que la vida es como tiritas acidas de colores nucleicos. siempre he sido triste, y conforme pasan los anos nada me aleja de pensar que la tristeza no cesara. me gusta mucho escribir, pero mi sueño es llegar a ser director de cine, sino me muero muy joven creo que lograre serlo. a veces soy un panda otras tantas me vomito, pero siempre puedo contar con que las cosas estaran cada vez peor. odio los gritos. odio a las personas escandalosas. amo la nieve. amo el chocolate.
See my complete profile

Previous Post
Archives
Links
Template by
Free Blogger Templates